• Buscá -

Un seguro que se compra con salud, no con plata

Lo que estás esperando para terminar de convencerte es lo que te puede dejar afuera. Animate.

A diferencia de otros productos y servicios, a la hora de contratar un seguro de vida, el dinero no es un factor determinante. Muy por el contrario. Es simple: el seguro se compra con salud, no con plata. Es que, cuanto más sano seas, más fácil, rápido, sencillo y económico te resultará contratar la póliza.

Si tenés antecedentes de enfermedades graves o accidentes cardiovasculares, corrés el riesgo de quedarte afuera, dado que es difícil que alguna compañía de seguros te apruebe un producto de este tenor. Y, en caso de que sí lo haga, el riesgo es que la póliza te resulte mucho más cara.

Por esta razón, si sos sano, lo mejor que podés hacer es marcar asegurabilidad con un seguro puro. Esto significa aprovechar este momento para contratar un seguro, para, valga la redundancia, asegurarte de tener el seguro en tus manos. Cuanto más esperes, más chances hay de que se te pase la ventana de oportunidad. Porque lo que estás esperando para terminar de convencerte es lo que te puede dejar afuera.

Ya con el seguro a tu nombre, con tiempo, podrás revisarlo y, de interesarte, sumarle ahorro, si quisieras.

 

Si te considerás una persona sana y querés entender mejor por qué esa condición es clave para tener un seguro económico no dejes de escribirnos. Recordá que Lifer es un servicio 100% gratuito y sin compromisos de tu parte. El nuestro, es ayudarte. 

Lifer.