• Buscá -

¿Tenés menos de 41 años? No dejes de leer esto

Si sos joven, no mires pasar el tren de tu juventud. Aprovechá para marcar tarjeta en un seguro de vida, porque tiene enormes ventajas, sobre todo, económicas.

Sos joven y tenés salud. No esperes a dejar de tenerla ni a ser más grande para contratar un seguro de vida. La ventaja principal de hacerlo siendo menor de 40 años es que la contratación de la póliza va a ser mucho más económica. Si sos menor de 30, todavía más.

No significa que no puedas contratar un seguro de vida más adelante, en cinco o en siete años. Pero, con el paso del tiempo y el consecuente incremento de riesgos de salud, te resultará más difícil la aprobación, contarás con menos beneficios y cada año que pase te será más caro.

La edad es todo. Aprovechá ahora. Es mejor tener la cobertura y no utilizarla que no tenerla y necesitarla. Podés empezar con una póliza de vida pura y, más adelante, cuando quieras, sumarle ahorro o algún otro adicional. Los seguros son personalizados a medida de tus necesidades y las de tu familia.

Y si tenés 35 años o menos, podés contar con un programa que te ayudará a generar un ahorro y protección desde joven, planificando la compra de la primera vivienda o los estudios, entre otros proyectos.

 

Si tenés menos de 40 años nadie puede decirte que no sos joven. Más bien, estás en la edad justa. Un momento ideal para planificar la segunda mitad de la vida. Escribinos para conocer más sobre qué deberías hacer. Te entendemos porque después de todo ¡tenemos tu misma edad! 

Lifer.