• Buscá -

Incapacidad física: qué cubre y cómo se determina

Nadie está exento de quedar inhabilitado para hacer ciertas actividades, por eso, es mejor prevenir y estar preparados para ello.

A primera vista, cuando se habla de seguro de vida, es muy posible que la gente piense en que está firmando su acta de defunción. Nada más alejado de eso. Al contrario, una póliza basada en las personas tiene su norte en proteger el futuro de tu familia y dar cobertura ante una eventualidad de la que nadie está exento. Como un accidente -ya sea en moto, en auto o incluso practicando algún deporte- que deje una invalidez permanente.

Ahora bien, ¿cómo se mide la discapacidad? Es muy simple: que no puedas utilizar dos miembros de tu cuerpo: los pies, las manos, una mano y un pie, o que necesites asistencia permanente para vestirte, cambiarte, comer y bañarte.

¿Cómo funciona la póliza? Tuviste un accidente y quedaste incapacitado. Si tenés, por ejemplo, una cobertura de US$500.000, cobrarás un beneficio equivalente a ese monto -y no un porcentaje- independientemente de que puedas seguir trabajando y generando ingresos. Recordá: el seguro de vida equivale a una inyección de liquidez para que el impacto sea el menor posible en toda la familia y que pueda ayudarte a reacondicionar tu casa, reequiparte para trabajar, cubrir gastos de logística o, simplemente, llevarte mayor tranquilidad para transitar esta etapa, y que el estilo de vida de tu familia sea lo más parecido al que tenías proyectado.

 

Sos independiente. O tenés una empresa. O complemetás tus ingresos con algo más que tu trabajo en relación de dependencia. ¿Y todavía no tenés un seguro de vida? Casi 7 de cada 10 personas que nos escriben para asesorarse buscan protegerse ante un accidente o enfermedad que les genere incapacidad física. Es muy fácil hacerlo. Escribinos y te contamos más. 

Lifer.