• Buscá -

El año emocional para acompañar a tu familia

Ante situaciones difíciles, un plan familiar te permitirá dedicarles más tiempo a tus hijos y prestarle atención a lo que verdaderamente importa.

Por más de que no nos guste pensar en eso, hay situaciones dolorosas de las que ninguna familia está exenta, como el hecho de que alguno de los padres se vea obligado a atravesar un tratamiento médico extenso para curar una enfermedad crítica, un accidente inesperado que provoque algún tipo de invalidez o, en los casos más extremos, la muerte.

Y, cuando eso ocurre, para el marido o la mujer puede ser muy difícil acompañar física y emocionalmente a los hijos mientras continúa, además, cumpliendo a la par con sus responsabilidades laborales para generar ingresos. ¿Nunca escuchaste la frase “se enferma uno y nos enfermamos todos”?

Ante estas contingencias, un plan de vida familiar puede convertirse en un aliado. El beneficio podría cubrir, como mínimo, un año de los ingresos del jefe de familia -aunque va a estar atado al estilo de vida- para que éste tenga la tranquilidad de que, en caso de necesitarlo, podrá tomarse 12 meses sabáticos para acompañar a los suyos.

Es simple. A veces, con el análisis frío de los números, se tiende a pasar por alto la cuestión emocional. Pero, si a tu pareja le pasara algo, y tuvieras un seguro que cubriera 18 años de tus hijos, ¿mañana querrías salir a trabajar o preferirías tomarte un tiempo para dedicárselo enteramente a ellos? ¿No te gustaría quedarte un año en tu casa acompañando a tu familia? El seguro de vida te puede ayudar.

 

Es difícil atravesar una enfermedad. Pero más es hacerlo sin tener los recursos necesarios. Pensá que podés evitar esto muy fácilmente: con un seguro. Escribimos para conocer más. Es solo un segundo y te lo vas a agradecer en caso de una mala racha. 

Lifer.